Un clásico con Barcelona y Real Madrid irreconocibles.. Análisis del partido, datos curiosos y los goles..

Antes de empezar, quiero confirmar mi pronóstico para el duelo de ayer, en el que ponía como vencedor al Barcelona, con un contundente 3-1. Bueno, evidentemente, lo único que adiviné fue que habría 4 goles, y que Benzema marcaría, ya que no confíe en que Cristiano Ronaldo rompiera las redes, y mucho menos en que lo harían Dani Alves y Pedro.

Pero bueno, vamos al análisis.

Lo que dije que debía hacer Mourinho, y que seguramente no se atrevería, era que de una vez por todas se arriesgara a jugar al "tú por tú" contra los blaugranas, presionando y jugando de manera muy ofensiva.
Parece que el entrenador portugués leyó mi sugerencia, ya que fue exactamente lo que hizo, además de poner a Pepe en el 11 inicial, luego de que no lo sancionaron por el pisotón a Messi. Esta vez, ahora sí lo puso como defensor.

Desde los primeros minutos, Real Madrid presionó con todo al Barcelona, sin dejarlo jugar a lo que mejor sabe, y sobre todo, generando mucho peligro. Higuaín pudo pintarse de héroe en los primeros segundos del juego, pero decidió perdonar.

Los merengues, a lo largo del primer tiempo, mostraron su mejor fútbol contra Barcelona desde que está Mourinho en el banquillo, y destacan Kaká, Ozil y Cristiano Ronaldo, que ponían a temblar al arquero Pinto, que yo no entiendo cual es la necedad de Guardiola de ponerlo en estos últimos 2 clásicos.

Real Madrid hacía lo necesario para hacer historia, pero no concretaba.
Encima, a punto de cumplir los 30 minutos, se lesionó Andrés Iniesta, quien tuvo que salir de cambio por Pedro.
No, no fue Pepe, ahora fue Arbeloa.

Al Barcelona no le habían dejado jugar tranquilo, y había sufrido a la hora de defender.
Simplemente, era un Barcelona irreconocible, talvez el peor de los clásicos desde que está Guardiola al mando.

Todo pintaba muy mal para el Barcelona, pero se mantenía con la portería sin ser vencida. Como dije, para que Real Madrid tuviera esperanzas de lograr algo, debía de irse al descanso arriba en el marcador, pero ahí sucedió algo sorprendente. Sorprendente, porque Real Madrid se había visto mucho mejor.
Eso sí, no dejaba de recurrir a las faltas, como ya nos tienen acostumbrados, y a Lass Diarra le perdonaron la expulsión, luego de que en una falta a Messi, merecía al menos, la segunda amarilla.

A unos minutos del descanso, en una jugada en que Lionel Messi controló el balón, arrastrando a su marca a 5 jugadores, el argentino dejó solo a Pedro, quien definió sencillo para enloquecer el Camp Nou.
Era sorprendente. Aún dando el partido de sus vidas, con un Barcelona debilitado, los merengues estaban de nuevo en desventaja.

Pero eso no es todo, unos minutos después, en tiempo agregado, y tras un tiro libre rebotado en la barrera, el número 2 del Barcelona no la pensó 2 veces al prender la pelota como venía, y hacer así un poema al ángulo. 
Si, Barcelona se ponía 2-0 al medio tiempo, peor panorama no podía tener el Real Madrid.
Parecía que Barcelona haría una fiesta en Camp Nou, con una nueva goleada a los madridistas.

Nuevamente, la sorprendente mentalidad merengue del día de ayer, dejo boquiabiertos a todos.

Real Madrid, a pesar del 2-0 en contra, 4-1 global para ese momento, se mantuvo con el mismo ritmo que en la primera mitad, decidido a que podía hacer historia.

Pronto, los merengues lograron vencer las redes, enmudeciendo el estadio, de la mano de Sergio Ramos con un cabezazo, pero fue anulado por el árbitro por una falta previa a Alves. Muchos criticarán que no le hizo nada, otros que sí. Para que no me caigan encima, no diré qué me parece.

Fue al minuto 67 que por fin la insistencia de los blancos se vio recompensada. Luego de un gran pase de Ozil, Cristiano Ronaldo se llevó a Pinto como si fuera parte de la decoración de la cancha, y definió solo frente a la portería, acortando las distancias. El delantero portugués, como dije ayer, es el único del plantel que puede hacer genialidades como esa, y lo confirmó.

Se vendría más. Unos minutos después, en un error en la salida de Piqué, el francés Karim Benzema, quien venía de entrar por Higuaín, hizo de las suyas, al driblar con un 'sombrerito' al 'Tarzan' Puyol, y definir enormemente ante la portería contraria.

Real Madrid, en menos de 4 minutos, había conseguido el empate. Nadie en el mundo podría pronosticar eso, ni siquiera los madridistas más optimistas.

Barcelona no se había metido aún al segundo tiempo, y Real Madrid ya había igualado los cartones. Talvez ahí, los de Guardiola si cayeron un poco en pecar de confiarse.

Era una situación inesperada negativamente para los catalanes, quienes sobre todo, ahora tenían que defender con uñas y dientes su portería. ¿Porqué?, porque si Real Madrid les daba la vuelta en el marcador, empatarían 4-4 en el global, pero no habría tiempos extra, sino los merengues se robarían la clasificación a semifinales, debido a que contarían con más goles de visitante a favor.

A partir de ese momento, se esperaba que Barcelona defendiera poniendo a todo el equipo a defender y cuidar el marcador, pero se nos olvidaba algo. El equipo de Guardiola nunca lo ha hecho, y por lo visto, ni en las peores circunstancias, como la de ayer, lo hará.
Fiel a su estilo, Barcelona fue recuperando el control del partido y jugando más cómodos al famoso "tiki-taka", generando por fin peligro, ya que, fuera de los 2 goles, los blaugranas no habían inquietado la meta de Casillas.

Barcelona estaba cerca del tercer gol que podría matar por completo las esperanzas blancas, pero Real Madrid hacía temblar a todo un estadio cada vez que se acercaba a la portería. 

Realmente, la afición tenía miedo de lo peor, y la situación siguiente no ayudaría mucho.

A los 79 minutos, habría otra lesión. Ahora fue el turno de Alexis Sanchez de salir del campo, entrando Mascherano en su lugar. 
Un cambio defensivo para Guardiola, que parecía que no se quería arriesgar mucho. Aún así, Barcelona se mantuvo con su clásico estilo de juego, y Real Madrid seguía haciendo temblar a las tribunas, pero sin lograrlo. Eso sí, seguía cometiendo falta tras falta, en lo que ya se les está haciendo un verdadero hábito. No por nada acabaron con 7 jugadores amonestados.

Así fueron pasando los minutos, con un juego de ida y vuelta en el que los merengues comenzaron a cansarse por tanto esfuerzo, y se empezaban a borrar las esperanzas de una voltereta histórica.

A unos minutos del final, la esperanza parecía borrada por completo cuando, tras recibir una segunda tarjeta amarilla, Sergio Ramos se iría antes a los vestidores.
Muchos podrán decir que no merecía esa segunda amarilla, y me incluyo, pero ya le habían perdonado varias, y considero que por eso se dio la expulsión, además, talvez, por compensar el haber dejado a  Diarra en el campo.

Y se acabó la historia en el Camp Nou, con partidazo 2-2, que al final acabó con los nervios del Real Madrid y con su capitán que se quería comer al árbitro.

Habrá merengues que usarán como excusa el arbitraje, que realmente si fue muy malo, pero afectó a ambos equipos.

Real Madrid puede utilizar la típica frase "Jugamos como nunca, pero perdimos como siempre".
Realmente, y a pesar de la derrota, los merengues se van con un balance positivo, y dejando un buen sabor de boca.
Hasta Pepe se olvidó un poco de las faltas, y se dedicó a jugar, dando un buen partido. Eso sí, con portarse bien el día de ayer, no se quitó de encima al público del estadio, que le gritó de todo. Se podía escuchar como lo abucheaban cada vez que tenía el balón, y decían frases como "Ese portugués, hijo de puta es", ó "Asesino".

Eliminados ya estaban al llegar a Barcelona, pero realmente mostraron una muy buena mentalidad, jugaron bastante bien, y se probaron a sí mismos que no necesitan encerrarse en su portería y patear a romper piernas para tener un resultado positivo contra el Barcelona, sino jugar como ellos saben, y presionar.
Me pueden decir que porqué ahora hablo bien del Real Madrid, luego de que ayer no le daba posibilidades. Yo dije que no creía que lograran la hazaña, pero que aún así tenían un gran equipo, y nunca había que confiarse, ya que son el segundo mejor equipo del mundo, y también tienen buen fútbol.

¿Cuándo ha sido la solución las patadas?, supongo que Mourinho y Pepe sentían que podían ganarle al Barcelona lesionando a todos, provocando que usaran a los reservas.

Barcelona, a pesar de no dar un buen partido, en el que hasta Xavi, que no tuvo su mejor versión, sacaba desesperadamente la pelota de su área, y de haber tenido 2 lesionados, se mostró bastante bien al tener la mentalidad de mantener su estilo de juego, pase lo que pase, además de que ni siquiera con el buen fútbol y presión de los visitantes, perdían el control del balón.

El juego de ayer lo podría resumir así:
Barcelona, sin jugar bien, gana como siempre, ante un Real Madrid, que sin ganar, jugó como nunca.

Los catalanes esperan rival para las semifinales de esta Copa del Rey, mientras despachó al campeón actual de este certamen.

Aquí les dejo unos datos curiosos que se dieron en el juego de ayer:
- Xavi Hernandez, del Barcelona, cumple años, y es el 5o en hacerlo en clásicos. Ningún cumpleañero blaugrana ha podido ganar el clásico, 3 empates y 2 derrotas.
- Karim Benzema es el 3er jugador del Real Madrid en entrar de cambio y marcarle al Barcelona en el Camp Nou.
- Primer clásico en la historia en que un jugador entrando de cambio marca para cada equipo.
- Pedro es el primer suplente que marca un gol en clásicos en el primer tiempo.
- El balance de resultados Barcelona-Real Madrid se mantiene igual, con 86 victorias de cada uno y 46 empates.
- Barcelona logra 7 clásicos seguidos sin perder ante el Real Madrid, por primera vez en la historia. Los merengues tienen 8 como récord.
- Sergio Ramos es el 5o jugador con 2 ó más expulsiones en clásicos.
- Benzema iguala a Zidane y Henry como el jugador francés con más goles en clásicos, con 3, y los ha marcado entre los últimos 4 clásicos.
- Real Madrid no marcaba 2 goles en 4 minutos ó menos desde hace 32 años.
- Cristiano Ronaldo anota por primera vez en el Camp Nou, luego de 6 visitas.
- Hacía 6 años que no marcaba un brasileño para el Barcelona en un clásico.
- Messi, con 10 asistencias de gol, es el que más ha dado en la historia de los clásicos.
- La salida de Iniesta de cambio ha sido la más rápida en la historia de los clásicos.
- Iker Casillas, el portero con más clásicos en la historia, con 30.
- Xavi se convierte en el jugador del Barcelona con más clásicos en la historia, con 31, empatado con Migueli.

Si quieren ver los goles, aquí se los dejo:

Para dudas, sugerencias y comentarios, contacto a mi Twitter: @SergioGomezMtz

Comentarios

  1. Ignacio Recabarren26 de enero de 2012, 13:57

    un poco largo tu articulo pero bien escrito, completo e interesante :)
    quiziera volver sobre la expulcion de Ramos.en la falta que cometio ( de echo no fue falta ) ramos no debio haber sido expulsado.Ramos felicito al señor Teixeira Vitiene por su mal arbitraje. pero no es porque cometio errores antes que sergio debe ser expulsado. espero que Vitiene y cualquier otro arbitro no piense asi. mas precisamente, no es porque lass no fue explusado despues de haber cometido una enorme falta sobre messi, que ramos debe ser explusado. si el arbitro piensa asi entonces no hubiesen quedado muchos jugadores a los fin de los 90 minutos. los errores que el arbitro comete no deben servir de argumento para expulsar a un jugador.
    es lo unico de malo en este clasio, y esos errores de arbitraje son criticos en partidos de esta importancia.porque efectivamente vimos los madrileños marcar en 4 minutos en el new camp, y vimos a un barcelona que fue realista pero que no fue capable de tener verdaderas y varias ocasiones de goles. quizas sin pequeños errores de arbitraje madrid su hubiese direjido hacia la conquista de otra copa...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Cual es tu opinion?

Entradas populares de este blog

Santa Clara del Narcollavero, Parte 1.

Puebla de los Narcollaveros, parte 2

Las 10 películas "random" que recomiendo..